sábado, 23 de febrero de 2008

Juno

Juno: un soplo de aire fresco es lo que acaba siendo Juno tras su visionado. La apuesta indie para la edición de los Oscar de este año, y una apuesta que, como tapada puede dar la gran campanada en la ceremonia. Jason Reitman la dirige y Ellen Page la interpreta, pero a este dúo habría que añadir la figura de Diablo Cody, la verdadera mente de la que ha salido el guión de Juno. Ex stripper y ex operadora de un teléfono erótico, Diablo Cody ahora metida a guionista, sella un libreto brillante no exento de ácidos diálogos y dardos envenenados hacia la sociedad en la que vivimos.

Juno MacGuff tiene 16 años, deslumbra a todos los adultos que la rodean por su ingenio y... está embarazada. Esa es la premisa de la que parte Juno. La desafortunada chica se quedó embarazada en su primera relación y no quiere saber nada más de los chicos, por lo menos de momento. De acuerdo con sus padres, decide dar a su hijo en adopción a los mejores padres que encuentre, y esos padres resultan ser Jason Bateman y Jennifer Garner, una pareja a priori demasiado perfecta.

Lo más complicado de Juno es encontrar el equilibrio perfecto entre el tono cómico y la seriedad de los asuntos que trata, como el aborto, la adopción, embarazos prematuros y la fidelidad del matrimonio. Y es que la comedia es la base principal sobre la que se sustenta Juno, pero no hay que olvidar que tras ella se esconde un trasfondo serio e incluso dramático si me lo permiten. Pero el gran logro de Jason Reitman es tratar temas tan peliagudos de la forma más humana y entrañable posible, consiguiendo un notable trabajo y la vez ganarse el interés de su público de una forma honesta y nada pretenciosa. Tras su debut con la magnífica Gracias por fumar, Jason Reitman vuelve a la carga al tratar temas de candente actualidad social y moral por la vía más cómica siempre dentro de unos límites. Llama la atención la capacidad de Reitman para hablar sobre temas serios y difíciles y dotarlos a la vez de un sentido tan positivo que acabas olvidando que en verdad constituyen un problema.

El público acompañará a Juno durante 90 minutos llenos de brillantes diálogos, vivos y llenos de chispa que respiran ingenio e ironía, y a la vez recogen el proceso de maduración personal de la adolescente. 90 minutos que se pasan volando gracias a la frescura que respira la cinta y al preciso guión que avanza a un gran ritmo.

En cuanto al reparto ¿que decir? seremos deslumbrados por una estupenda y madurísima Ellen Page en el papel de Juno. Resulta increíble como una chica de 21 años puede dotar de tanta espontaneidad a un personaje tan complejo y difícil de interpretar como es Juno MacGuff, mostrándonos todas las reacciones por las que pasa Juno, ya sean de tristeza o alegría en ese angelical rostro lleno de expresión. Ellen Page acaba siendo la verdadera y única protagonista del film, donde sobresale de forma natural sobre el resto del reparto, jugando un papel decisivo en Juno, y aportando la dosis exacta de frescura e inteligencia para firmar un trabajo memorable. Michael Cera por su parte, aporta la inocencia perfecta que vislumbra su personaje (nada que ver con el de Supersalidos), la de chico introvertido, tímido y poco seguro de si mismo.

Destacar como nota muy positiva la excelente composición de temas que aparecen en la banda sonora de Juno, alejándose de los hits más comerciales en favor de una música más folk rayando lo country por momentos. La canción de los títulos de crédito iniciales y finales es impagable.

El Oscar de guión original está casi cantado para Juno (espero), pero verdaderamente me gustaría que fuera Ellen Page la elegida como Mejor Actriz principal ya que su trabajo rebosa calidad por los cuatro costados, aunque la competencia que tiene es dura, y seguramente la Academia se decante más por Julie Christie en su actuación en Lejos de ella. Aún así, Juno puede ser la sorpresa de este año al igual que lo fue Pequeña miss sunshine en la edición anterior. Juno acaba siendo una alternativa, una vía de escape, una propuesta inteligente, brillante y perfectamente realizada gracias a un ácido guión y a la sobresaliente interpretación de Ellen Page.

Puntuación: 8 sobre 10.

1 comentario:

Victoria dijo...

Me has dejado sin palabras... "piernas bonitas"!!!
Creo que no hay nada que pueda añadir... excepto que... lástima que no se llevara el Oscar, xo con esa competencia...!! (no he visto "la vie en rose"...xo sólo por esa MARAVILLA de vestido de sirena que llevaba Marion... qué bien que fuera ella la ganadora!!)

Volviendo a Juno... qué gran película... y qué encanto de banda sonora...!! (ya hablé de ella en otro comentario en esta página no...??) y sí, Ellen tiene una carita más dulce que la de los ángles! pero no pensabas eso mientras veías Hard Candy eh!! :P

besos!!